La ley Dragon Quest

Japón en los años 80 se convirtió en la salvadora de la industria del videojuego. Cuando Atari languidecía tras la crisis del ET (precedida de otras muchas) y parecía que los videojuegos iban a quedarse en una bonita anécdota a la altura de la mano loca o el Cinexin, aparecieron las compañías desarrollladoras del país del Sol Naciente (qué bonito queda decir eso), capitaneadas por una vieja empresa de naipes llamada Nintendo, para salvar el barco que se hundía. Aparecieron los todavía hoy exitosos Mario, Zelda, Metroid... y también Dragon Quest.



Hoy en día el JRPG o juego de rol japonés es un género en sí mismo. Montones de juegos que en Japón tienen éxitos históricos por aquí ni nos suenan. Alguno acaba llegando y tiene éxito, como los Final Fantasy o los Fire Emblem (aunque este último no encaje del todo) lo cual lo hace todo más incomprensible - si tienen éxito, ¿por qué no traen más?. Pero por norma general, nos quedamos con oír hablar de tal o cual juego que lo ha petado en Japón pero que nunca va a llegar a "Occidente". O que tendremos que usar un adaptador, como el mágico adaptador de la SNES para poder jugar al juego de Dragon Ball de turno que, a principios de los 90, era omnipresente en las carpetas de los niños españoles.

Pues bien, corría el año 1986 y aparecía en Japón la primera edición de Dragon Quest, un juego que ya lleva 11 ediciones a sus espaldas, creado por la desarrolladora Enix (sí, sí, de ahí el Enix de Square-Enix). Un año antes Koichi Nakamura, ideólogo del juego, juntó al músico Koichi Sugiyama y al artista Akira Toriyama (sí, sí: ESE Akira Toriyama) y se dedicó en cuerpo y alma a plasmar su idea. Y vaya si lo consiguió: un juego que ya llamaba la atención a los nipones por su portada, pero que dentro incluía horas y horas de entretenimiento en una consola tan limitada técnicamente como la NES consiguió vender casi 6 millones de copias. Una burrada. Lo había petado.



Muy pronto saldría Dragon Quest 2, con un poco menos de ventas pero sin nada que envidiar a su antecesor: 5 millones de copias. Y dos años después, Dragon Quest 3. Había ansia de Dragon Quest en Japón (aquí no teníamos ni idea de nada) y no era para menos: en su primer día, solamente en un día, en Japón, vendió 1 millón de copias.

Obviamente en una sociedad en la que los centros comerciales están empezando a aparecer y sin venta online, absorver tal cantidad de ventas en un solo día tuvo que crear algún problema que otro. Hubo 300 arrestos por hacer campana en el colegio (en Japón son bastante duros con el asunto) para ir a comprar el juego y hubo escenas de colas kilométricas en las calles. Al gobierno japonés no le gustó lo que ocurrió, así que decidió ponerse manos a la obra y contactar con Enix para pedirles que los próximos Dragon Quest salieran en fin de semana o en festivo para evitar que el sistema educativo se paralizara con cada nuevo Dragon Quest.



¿Hubo una ley que especificara esto como dice la leyenda? No, no fue necesario. Enix aceptó sin problema y hasta hoy, una de las señas de identidad de la salida de un Dragon Quest nuevo es el Draque Day, como le llaman por allí. Se hacen eventos por todo el país, las tiendas hacen esfuerzos para abrir más horas y se convierte en un día especial que ocurre cada pocos años. Al final, una fiesta más. Pero no, no se hizo ninguna Ley Dragon Quest en Japón.

Meanwhile, in Spain... en 1993 llegaba a las pantallas de la FORTA (TV3, TVG...), que con el éxito de Dragon Ball había hecho un esfuerzo por comprar más series japonesas (Dr. Slump, Musculman, Dom Sinjo...), el anime "Fly, el Guerrero del Viento", basado en las historias del manga de Dragon Quest, a su vez basado en el videojuego, y creado por el mismo Akira Toriyama. Y al menos en Cataluña, que es lo que yo conocí, tuvo mucho éxito y se vendieron montones de figuras de Fly. Y de hecho, hoy en día la mayor parte de las personas de mi generación se siguen sabiendo al dedillo la intro.

"Vola i lluita, sempre amb coratge, cavaller defensor del bé..."



¿Y tú, has jugado a algún Dragon Quest? ¿Conocías la leyenda de la Ley Dragon Quest? ¿Viste Fly cuando eras pequeño? ¡Cuéntanoslo!

 

Sé el primero en dejar un comentario...

Nota: ¡El código HTML no será interpretado!
* Campos obligatorios