Personajes: ¿ Por qué hay personajes carismáticos?



Esta semana he pensado que estaría bien dedicar la entrada del blog a algo que a muchos nos fascina e interesa. Los personajes con Carisma o reconocibles.

¿Cómo es posible que personajes creados de la imaginación de un humano como tu o como yo pueda traspasar las barreras de la ficción y acabar siendo alguien real en nuestras mentes o pantalla?

Un ejemplo claro sería este personaje:
 


Seguramente lo habrás reconocido. Si no es así, tienes que ver más cine de aventura. Este es uno de los personajes con más carisma del cine. Si todavía no lo reconoces añade un chasquido de látigo. ¿Ahora sí? ¡¡Es Indiana Jones!! Un personaje que con sólo poner su sombra puedes reconocer a quién pertenece. Y no sólo eso, recordad sus películas. Por si todavía no lo tienes en mente te pongo una foto.  



Otros personajes han traspasado el umbral de la ficción por su silueta... Batman sería otro ejemplo de sombra detectable, de DC Comics:  



Pondré uno más que es a nivel de audio... Otro personaje que solo escuchando su respiración reconocemos quién es: Lord Darth Vader.

Podría seguir horas poniendo ejemplos...  

¿ Qué hace que un personaje sea carismático?

Muchos factores afectan para que un personaje se convierta en memorable o mítico. Todo empieza con una idea, algo que marca la diferencia del resto de mortales. Por ejemplo, Aladdin es un pobre simpático y feliz. Siempre tiene que haber algo que haga al espectador / usuario que le atraiga del personaje. Pero ante todo es una personalidad fuerte, con carácter y algo que lo haga emblemático. Tenemos por ejemplo a Han Solo, un contrabandista estelar que parece que va a la suya, pero que en el fondo tiene buen corazón - Han Solo Shot First - pero que no duda usar la violencia e incluso matar si es necesario.

¿Cómo crear esos personajes de la noche a la mañana? Bueno, es complicado. Tenemos primero que tener la idea de la historia o trama en la que se va a desarrollar nuestro personaje, también existe la posibilidad de crear el personaje en primer lugar, pero normalmente la creación de un personaje va ligada a la historia que queremos contar.

Aunque también puede ser que la creación del personaje venga dada por una marca... Mmmmm no sé ¿De cereales? Claro, el personaje no tiene que ser carismático si no recordable y relacionable con la marca. Pero ahí tenemos al conejo de Nesquik, que lleva décadas siendo un icono del chocolate sin grumitos - pero no tiene carisma, no es como Bugs Bunny por poner otro ejemplo de conejo.

Entonces, como creativo, ¿qué puedes hacer para crear un personaje que no quede en el panteón de los olvidados? Muy sencillo: crear todo lo relacionado con el personaje. Mientras más conozcas de él más fácil te será desarrollar su personalidad y conseguir un ser que rompa el muro de la ficción y traspase a la mente como algo real.

Cuando hablamos de personajes irreales como Woody y Buzz, por poner un ejemplo que sea en 3D.



Woody es un líder y es muy bueno. Buzz es un lider también, pero sus “lucecitas” le dan algo más de carisma. ¡Ah! Y los dos son juguetes, que eso ya da un peso a los personajes. ¿Y qué acaba de atraer de estos personajes? Que sienten y padecen como personas reales, tienen celos, forjan amistades, luchan por sobrevivir ante la adversidad...

Creo que lo que hace a un personaje carismático no es su rostro, ni su físico... Lo que hace que acabes de ver la película o te pases el videojuego. Es la humanidad que nos une como raza que también nos une como Usuario/Personaje. Todos los personajes, ya sean humanos o no, tienen ese punto de humanidad que nos engancha a los seres ficticios y los hace reales en nuestra mente.

La clave a la hora de crear es que por muy villano que sea o muy heroico, tiene que verse cierto atisbo de vulnerabilidad, en el caso de Vader lo primero que vemos es un ser oscuro y con mucho poder todo el mundo lo sigue sin rechistar, pero en el fondo es un humano destrozado por la guerra y el lado oscuro que necesita una máquina para poder respirar y sostener su cuerpo maltrecho.

Batman no es más que una idea. En realidad es Bruce Wayne quien sufre a Batman y sufre el dolor de Gotham, el hombre detrás de la máscara... Es el que realmente nos atrae, no su alter ego.

Así que cuando os pongáis a crear un personaje lo primero que os tiene que pasar es que os guste a vosotros. Que para eso sois el creador, “the maker”.

 

Sé el primero en dejar un comentario...

Nota: ¡El código HTML no será interpretado!
* Campos obligatorios