La Realidad Virtual desde sus inicios

Hoy en I designer queremos hablar de un tema que, desde hace unos meses y especialmente con la reciente salida de HTC Vive, nos lleva todos de cabeza: la realidad virtual. 
 
¿Quién no ha pensado alguna vez en las posibilidades que tiene una tecnología de realidad virtual bien desarrollada? ¡Seríamos capaces de hacer lo que quisiéramos dentro de un mundo virtual!
 
Bien, pues el primer punto a aclarar es que la realidad virtual no es algo nuevo, la verdad es que los primeros inventos que la utilizaban fueron creados en la década de los 60, concretamente en 1965, cuando Ivan Sutherland publicó su artículo "The Ultimate Display", en el que describía el concepto mismo de realidad virtual y más tarde en 1966, cuando creó el primer casco de RV, el casco HMD, donde los desplazamientos eran realizados con movimientos de la cabeza.
 
Imágenes integradas 1
 
Pero antes de eso, el predecesor de la realidad virtual fue el estereoscopio, consistente en dos imágenes colocadas ante los ojos con diferentes ángulos entre sí. Dicho dispositivo no creaba una imagen de realidad virtual, sino que le daba sensación de profundidad a una fotografía. El primer estereoscopio se remonta a 1840, y de hecho, el diseño de las Google Cardboard se basa en el diseño de entonces.
 
Imágenes integradas 2
 
De hecho, ni siquiera nos encontramos con los primeros dispositivos de juegos que usan la realidad virtual. Ya tuvimos en 1995 el fallido experimento de la gigante nipona Nintendo con su VirtualBox, un dispositivo que acababa provocando dolores de cabeza y de espalda entre sus incautos usuarios. Hoy en día es una pieza de colección entre los cazadores de antigüedades de videojuegos.
 
Imágenes integradas 4
 
Incluso remontándonos un poco, Thomas Furness creó en 1986 el llamado Super Cockpit. Trabajando para la US Air Force, desarrolló un casco para la simulación de vuelo que él mismo denominó como "mágico". Este casco proyectaba datos del avión junto con mapas 3D, de infrarrojos y radares en un entorno amigable para el piloto, que podía controlar mediante movimientos de la cabeza, de los ojos e incluso mediante la voz.
 
Así que como podéis ver, el entretenimiento es solo uno de los campos en los que podemos aplicar la realidad virtual. ¿Quién sabe lo que podremos llegar a hacer con esta tecnología y unos cuántos años más de investigación?
 
 
 
 

Sé el primero en dejar un comentario...

Nota: ¡El código HTML no será interpretado!
* Campos obligatorios