La nave más grande del universo

¿Un Destructor Estelar de la clase Súper? ¿La Nueva Arca de Noé? ¿La Nostromo? ¿Cuál es la nave espacial más grande del Universo?

Todos (y si no, deberías correr a hacerlo) hemos visto el inicio de Star Wars, y nos hemos maravillado con esa nave inacabable que era el primer Destructor Estelar de clase Imperial que vimos en nuestra vida. Luego, se quedó en nada comparado con la nave de Vader, el Ejecutor, en El Imperio Contraataca. Y si consideramos la Estrella de la Muerte una nave, aunque técnicamente sea una estación espacial, el Ejecutor se queda en un pequeño piojo.



Cambio de tercio. Uno de los MMORPG más famosos, por su coste en dinero y tiempo que conlleva jugarlo, es EVE Online. EVE Online es un juego creado en 2003 que, resumiéndolo mucho, es un simulador de naves. Bueno, algo más: debes recolectar recursos, combatir, e incluso robar bancos - el robo más grande de la historia de los videojuegos es de EVE - o simplemente pasear. Un juego que, hoy día, es casi inalcanzable para cualquiera. Pues bien, en EVE, las naves cuestan recursos. MUCHOS recursos. O lo que es lo mismo, tiempo. O lo que es lo mismo, dinero.

En 2016 en EVE se construyó por primera vez la nave modelo "Keepstar" de tipo Citadel. Estamos hablando de una nave de 800000 (con 5 ceros) metros cuadrados, con capacidad de destruir flotas, y que requirió el equivalente a 15000 dólares reales en moneda del juego para solo comprar los planos. La colaboración de todo un clan, dedicado al pillaje, además de montones y montones de ex-jugadores que donaron sus fortunas para ganar esa carrera armamentística que era la construcción de una Citadel, consiguió en poco tiempo todo ese dinero.



Dicho clan era un clan bastante odiado (porque se dedicaban al robo, principalmente) así que todos los clanes del juego se dedicaron, en cuanto se enteraron, a evitar por todos los medios la construcción de esa Citadel. Primero, el clan no tenía constructor, así que buscaron a uno independiente. Poco después descubrieron que planeaba robarles la nave y atacarles por la espalda, así que descartaron la opción y se dedicaron durante un tiempo muy largo a subir la skill de constructor. Un tiempo de paz para EVE.

En cuanto lo tuvieron, tuvieron que dedicarse a buscar un sistema para construir la nave. Para ello tuvieron que hacer uso de un sistema de agujeros de gusano aleatorios, naves señuelo, huidas en el último segundo y carreras que darían para una trilogía de ciencia ficción que podéis ver aquí. Realmente, una historia para otro día que estaría bien contar: cuenta hasta con un sacrificio legendario, un jugador que, sin querer, se quedó bloqueado en medio de un agujero de gusano, saturándolo y no permitiendo que la flota perseguidora alcanzara a los constructores de la Citadel, muriendo en el accidente. Todavía lo conocen como el "Héroe de la Citadel".



Finalmente se logró construir, y el clan pirata disfrutó de la Keepstar. Habían ganado la partida. Y lo curioso es que ellos fueron, también, los primeros en destruir una "Keepstar". Pero ese es otro tema del que hablaremos otro día. Hoy hablamos de cómo se construyó la nave más grande de la historia de los videojuegos, y del dinero, tiempo y sacrificio que requirió.

 

Sé el primero en dejar un comentario...

Nota: ¡El código HTML no será interpretado!
* Campos obligatorios