10 juegos retro que jugar antes de morir

Como no íbamos a ser menos en esto de hacer listas para absolutamente todo, estos son nuestros 10 juegos recomendados para todos aquellos que estáis interesados en entrar en el mundillo de los videojuegos. Obviamente cada uno tenemos nuestras listas y nos hemos dejado, seguro, juegos imperdonablemente olvidados, pero eh, seguro que si le echas unas horas a cualquiera de los que proponemos no te vas a arrepentir. E incluso aprenderás algunas cosas para tus futuros juegos.
 
Super Castlevania IV (SNES, 1991)


 
Porque junto con Metroid definió el subgénero de los Metroidvania (de hecho, especialmente a partir de Symphony of the Night), germen de juegos actuales como los Dark Souls, Soul Reaver o Hollow Knight. Y por su historia, y por lo difícil que es... Y por muchas otras cosas.
 
Alex Kidd in Miracle World (Master System y Master System 2, 1986)


 
Porque todo aquel que tuvo una Master System 2 lo jugó sí o sí (venía insertado en la consola), porque con permiso de Mario es el mejor plataformas 8 bits y por el dolor de comprobar la injusticia de algo que no hay que repetir nunca más: un piedra papel o tijera.
 
The Legend of Zelda: Ocarina of Time (Nintendo, 1998)


 
Porque para muchos sigue siendo el mejor juego de la historia casi 20 años después, porque definió generaciones de juegos de aventura posteriores, porque demostró que la saga podría sobrevivir al 3D y por experimentar el laberinto infinito y la patrulla que implementamos en nuestros cursos de programación.
 
Super Mario 64 (Nintendo 64, 1996)

 

Porque nos enseñó lo que era realmente el 3D, por ser uno de los primeros juegos con mundo abierto, por demostrar, al igual que Ocarina of Time, que era posible pasar del 2D al 3D exitosamente y porque 20 años después no ha envejecido tan mal.
 
The Secret of Monkey Island (PC, 1990)


 
Por ir a la raíz de Thimbleweed Park, el exitoso juego de su común creador, Ron Gilbert, por jugar una verdadera aventura gráfica, por descubrir su ya clásico humor irreverente, por su maravillosa música (y los efectos añadidos con iMuse en Monkey Island 2) y por encontrar el tesoro de Meleé Island y conseguir una estúpida camiseta.
 
Prince of Persia (PC, 1989)


 
Por experimentar uno de los primeros tutoriales sin utilizar texto (como luego haría Half Life), por sus complicados puzzles, por ser el germen de juegos posteriores como los propios Prince of Persia 3D, Uncharted o Tomb Raider, por su elevada dificultad y porque ya dedicamos varios posts a analizar su gameplay.
 
Final Fantasy VII (PlayStation, 1997)
 


Porque los únicos que no consideran a Ocarina of Time el mejor juego de la historia es porque creen que lo es Final Fantasy VII, porque si no has visto cierta escena en el agua no sabes lo que es la pérdida (y la disonancia ludonarrativa), por dar tanto peso a la historia en un juego de 1997, y por luchar contra una de las peores traducciones desde All your base are belong to us.
 
Metal Gear Solid


 
Porque fue el primer juego en usar lenguaje cinematográfico para narrar la historia y los planos in-game seguían ese dinamismo. Por tener enemigos con un carisma desbordante como Revolver Ocelot, Sniper Wolf, Raven, Liquid Snake o Psico Mantis. Y porque Hideo Kojima.
 
Ghosts & Goblins (PC, 1985)


 
Porque sigue siendo para muchos todavía (entre los que me incluyo) el juego más difícil de la historia, por su espectacular banda sonora (versión de una pieza de Chopin), y porque si consigues terminarlo no se te va a resistir ningún otro juego. Nunca más.
 
Baldur's Gate 2


 
Porque es la raíz de los RPG que jugamos hoy en día o incluso directamente ser el mismo juego (como con Pillars of Eternity), porque nos contó por primera vez una historia seria sin basarse en rescatar a la princesa junto con personajes con historias detrás y por aportarnos sistema de lealtad por primera vez.

Sé el primero en dejar un comentario...

Nota: ¡El código HTML no será interpretado!
* Campos obligatorios